top of page

EDITORIAL 2020 “EL MAESTRO"


Por: Efraín Marino

@corprensacol



Llega el final del año 2020, un año que la gran mayoría no quiso, pues fue nefasto para el mundo, una pandemia arrasó con muchas vidas, las esperanzas y oportunidades de millones de personas. este fue un año que muchos quieren borrar de su memoria, duele recordar los fracasos financieros, los cierres de las empresas y establecimientos y con ellos los despidos de los trabajos y única fuente de ingreso de muchas familias, una cuarentena nos encerró en nuestras casas y vimos por la ventana del internet, la radio y la televisión como pasa el Covid, cual invasión vikinga en tierras sajonas.


Pero muchos me conocen que soy de los que vemos el vaso medio lleno y la hoja blanca, aunque tenga puntos negros, soy un optimista empedernido que está acostumbrado a ver lo bueno de las cosas malas, ¿y me pregunto qué de bueno tuvo este 2020 que termina ?, deseando que se lleve con él está angustia de una pandemia en la puerta de la casa?


Pues si vemos con objetividad, podemos hacer una lista de muchas cosas buenas que nos deja este 2020, comenzando que cuando llegaban estas fechas hacíamos votos y pedíamos al cielo por las cosas que no teníamos y siempre deseábamos, una casa, un carro, le dábamos vuelta a la cuadra con la maleta para viajar todo el año, los cucos amarillos para la prosperidad, los rojos para la pasión y muchos otros agüeros y deseos para el nuevo año... hoy al finalizar este año, valoramos mucho más las cosas que tenemos, aprendimos a llamar todos los días o por lo menos más seguido a nuestros seres queridos, extrañamos los abrazos y los besos de las personas que de verdad nos importan, damos gracias por un plato de comida en la mesa y un mercado en la despensa.