• EFRAIN MARINO

SE FUE CÉSAR JAIMES AL OLIMPO DE DIOS


Por Óscar Javier Ferreira Vanegas

Socio Sayco.



Triste noticia la partida de  Cesar Jaimes, hombre de radio y persona con grandes calidades humanas, quien falleció en Bogotá, víctima del temible Covid. 


Cesar, siempre dio cátedra de respeto en el medio radial -a diferencia de ciertos personajes que pululan frente al micrófono, haciendo  de la radio un circo- Cesar Jaimes fue siempre respetuoso y amable, no solo con la audiencia, sino con el personal que lo acompañó como director de Olímpica Stéreo, emisora a la que estuvo vinculado desde sus inicios,  primero como programador, ascendiendo luego a la dirección en la que estuvo por varios años, llevando a la emisora a un sitial de honor, con dedicación y profesionalismo.


"Los Vallenatos de Oro" de las doce, congregaban una gran audiencia de los fanáticos de la música del Valle de Upar, donde Cesar Jaimes deleitaba a la audiencia con su voz alegre y excepcional, presentando las noticias y novedades del mundo musical. Además, siempre fue  gran amigo de los artistas colombianos, a quienes entrevistaba y ayudaba a promocionar en la emisora que llegó a ser la número uno de la radio. Bajo su dirección se programaron espacios como  "Menos popular y mas vallenato", con Vicente Moros.


La filosofía empresarial de Cesar, lo hizo ser apreciado por todos, que reconocían en él a un líder y un amigo. Con una sonrisa a flor de piel,  aparte de su brillante labor radial,  asiduamente transmitía mensajes positivos y motivantes, no solo al personal de la emisora, sino a los muchos amigos que lo acompañaban en las redes. Los locutores trabajaban diariamente transmitiendo música y mensajes de energía a sus oyentes.


Cesar Jaimes creó una novedosa programación, al alternar el vallenato con le meregue y la salsa, reggae, porro y cumbia, llevando la emisora a primeros lugares en popularidad. Su voz radiante aún se escucha en las promociones de Olímpica Stéreo.


Cesar Jaimes fue el ejemplo fehaciente del hombre de radio, conciente de su responsabilidad frente al micrófono y la dirección de un medio radial. Por eso su partida deja un gran vacío en el medio radial y musical de Colombia.


Cantaba con orgullo el himno de Bogota, e iba al estadio a hacerle barra a su equipo del alma, el Independiente Santafe. Se ha ido un hombre de radio, y un ser humano y amigo incomparable. Paz y amor en su nueva dimensión de Dios.

0 comentarios